Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

Tributación del arrendamiento de una finca rústica: Tratamiento en IVA e IRPF

Tributación del arrendamiento de una finca rústica: Tratamiento en IVA e IRPF - El Blog de Agüera & Fuentes

¿Cómo tributa el arrendamiento de una finca rústica tanto en IVA como en IRPF? Cada vez son más los casos de sociedades y personas físicas que arriendan un terreno rústico para el desarrollo de su actividad, o por el contrario son ellos los arrendadores del mismo como parte de su actividad. A lo largo de este artículo damos a conocer los aspectos más relevantes en materia de tributación:

 

Respecto al IVA:

El arrendamiento de fincas rústicas está exento de IVA, puesto que así lo establece el artículo 20.23 de la Ley del IVA que dispone que están exentos «Los arrendamientos que tengan la consideración de servicios con arreglo a lo dispuesto en el artículo 11 de esta Ley y la constitución y transmisión de derechos reales de goce y disfrute, que tengan por objeto los siguientes bienes:

a) Terrenos, incluidas las construcciones inmobiliarias de carácter agrario utilizadas para la explotación de una finca rústica.

Se exceptúan las construcciones inmobiliarias dedicadas a actividades de ganadería independiente de la explotación del suelo».

Por lo tanto, el arrendamiento de la finca está en principio exento del IVA con independencia del destino del terreno. Cabe especificar que dicha exención en IVA hace que tribute dicha operación por ITPAJD.

Respecto a IRPF:

El artículo 75.2 del Reglamento de IRPF, incluye entre las rentas sujetas a retención o ingreso a cuenta, independientes de su calificación, las siguientes:

  • Los rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos. Así, las referencias al arrendamiento se entenderán realizadas también al subarrendamiento.
  • Los rendimientos procedentes de la propiedad intelectual, industrial, de la prestación de asistencia técnica, del arrendamiento de bienes muebles, negocios o minas, del subarrendamiento sobre los bienes anteriores y los procedentes de la cesión del derecho a la explotación del derecho de imagen.

Dicho artículo no cita el arrendamiento de fincas rusticas como renta sujeta a retención, por tanto este tipo de arrendamiento, al contrario de los catalogados como urbanos, no estará sometido a retención. Por el contrario, si la finca arrendada constituye una unidad de negocio, lo que estamos arrendando es una unidad patrimonial que puede ser explotada por el arrendatario, lo que supondría la existencia de una empresa o negocio que el arrendador explotaba antes de alquilarla. En este supuesto, los rendimientos correspondientes a su arrendamiento tendrán la consideración de rendimientos de capital mobiliario y por tanto están sometidos a retención de IRPF.

Este despacho de abogados se pone a su disposición para aclarar cualquier consulta fiscal al respecto.

Publicado por:

María Muñoz Morillo-Velarde

María Muñoz Morillo-Velarde

Dpto. Contabilidad – Agüera & Fuentes

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas

Más artículos de María Muñoz Morillo-Velarde

Fiscal, IVA, Renta 17 de octubre de 2019

Deja un comentario