Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio

Ok Más info

TRABAJO A DISTANCIA O TELETRABAJO

TRABAJO A DISTANCIA O TELETRABAJO - El Blog de Agüera & Fuentes

El trabajo a distancia, que con los medios actuales se le conoce más como «teletrabajo», viene recogido en el artículo 31 del ET, que establece: Tendrá la consideración de trabajo a distancia aquel en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por éste, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa.” Actualmente, esta fórmula del trabajo a domicilio, gracias a las tecnologías actuales, permite la flexibilidad de la organización del trabajo empresarial, facilita la creación de empleo, y sobre todo, ayuda a la conciliación de la vida personal y familiar.

El teletrabajo es voluntario para el trabajador y para el empresario, tratándose de un acuerdo entre las partes que puede pactarse en cualquier momento de la relación laboral: es decir, no puede imponerse con carácter obligatorio, ni mediante acuerdo colectivo, ni a través de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Debe recogerse por escrito, y no varía en nada las condiciones del trabajador respecto a retribución, cotización, formación profesional o medidas de prevención de riesgos laborales o control horario de la jornada laboral.

Un aspecto importante del teletrabajo es el equilibrio entre el derecho a la intimidad y la inviolabilidad del domicilio, que son  derechos del trabajador, y el control del tiempo de trabajo por parte de la empresa. En el acuerdo firmado entre las partes deben marcarse expresamente las pautas sobre el tiempo de trabajo y de descanso, y el control del ejercicio laboral a distancia, mediante la comprobación de la conexión del trabajador a la intranet empresarial y de su actividad en la red, de forma que el trabajador conozca dichos instrumentos de control y la empresa también, a efectos, por ejemplo, de la realización y pago de las horas extraordinarias, y puedan ser también objeto de comprobación por parte de la Administración en su caso.

A pesar de que esta modalidad contractual tiene indiscutibles ventajas ya comprobadas en otros países, como la reducción de costes fijos en la empresa, la flexibilidad horaria y conciliación familiar, el aumento de la productividad, la mejora de los índices de contaminación y movilidad en las grandes ciudades, el acceso al empleo para personas en situación de incapacidad permanente absoluta o gran invalidez, e incluso la motivación de los trabajadores, el hecho es que es un modelo de trabajo que no consigue implantarse en nuestro país. Ya sea por la llamada cultura del “presentismo” ̶ estar cuando el jefe llega y cuando el jefe se va ̶ , ya sea por la falta de digitalización del material, que impide trabajar fuera de la sede física de la empresa, o por la desconfianza del empresario, ̶ que se fija más en la presencia del trabajador que en su productividad ̶ , los datos del teletrabajo en España avanzan muy lentamente.

No obstante, las nuevas tecnologías siguen avanzando a velocidades de vértigo, y qué duda cabe, que antes o después, más pronto que tarde, se impondrá éste tipo de trabajo a distancia, que aún está más presente en autónomos que en trabajadores por cuenta ajena, pero que aunque parezca una ficción en nuestra cultura empresarial, la realidad como siempre, superará a la ficción, y se constituirá éste tipo de trabajo en algo necesario en las organizaciones para mantener su competitividad en el mercado.

Este despacho de abogados se pone a su disposición para cualquier consulta laboral al respecto.

Publicado por:

Gabriela Fuentes Ibarz

Gabriela Fuentes Ibarz

Socia Fundadora – Agüera & Fuentes

Abogada

Más artículos de Gabriela Fuentes Ibarz

Destacados, Laboral 07 de febrero de 2020

Un Comentario para TRABAJO A DISTANCIA O TELETRABAJO

Deja un comentario